Uncategorized

Nacen ríos en el vértice de mis ojos

 

E.G.M.

Imagen

Anuncios
Poesía·Relatos

Ahora es primavera

Era invierno cuando te decía,

era invierno cuando me pedías.

El viento arrojó restos de realidad

sobre nuestros sueños.

Tu ventana, abierta de par en par,

dejó entrar el invierno dando paso al

frio aguacero de lluvia y nieve

que congeló la esperanza,

que marchitó las ilusiones.

No pude estar a tu lado para resguardarte de la soledad,

para cubrirte con el manto de la confianza.

No pude, o no supe estar ahí

cuando lo necesitabas.

Quizás no me atreví,

tuve miedo del invierno

pero ahora,

ahora, es primavera.

Ahora es primavera y,

aunque ya no sientas frío,  

aunque la lluvia ha cesado y

la tormenta pasó.

Ahora que las plantas han renacido

en un estallido de color.

Ahora, vuelvo la mirada hacia tu ventana

y siento que si el viento me es favorable,

aún me puedo colar por esa rendija que

has dejado abierta sin querer.

 

Porque, aunque el invierno ha sido duro,

al fin y al cabo siempre, siempre

regresa la primavera.

 

Eva García Madueño.

 

2011-seg

Poesía·Relatos

Ahora es primavera

Era invierno cuando te decía,

era invierno cuando me pedías.

El viento arrojó restos de realidad

sobre nuestros sueños.

Tu ventana, abierta de par en par,

dejó entrar el invierno dando paso al

frio aguacero de lluvia y nieve

que congeló la esperanza,

que marchitó las ilusiones.

No pude estar a tu lado para resguardarte de la soledad,

para cubrirte con el manto de la confianza.

No pude, o no supe estar ahí

cuando lo necesitabas.

Quizás no me atreví,

tuve miedo del invierno

pero ahora,

ahora, es primavera.

Ahora es primavera y,

aunque ya no sientas frío,  

aunque la lluvia ha cesado y

la tormenta pasó.

Ahora que las plantas han renacido

en un estallido de color.

Ahora, vuelvo la mirada hacia tu ventana

y siento que si el viento me es favorable,

aún me puedo colar por esa rendija que

has dejado abierta sin querer.

 

Porque, aunque el invierno ha sido duro,

al fin y al cabo siempre, siempre

regresa la primavera.

 

Eva García Madueño.

 

Imagen

 

Poesía

Con los ojos empañados,

con el aire enrarecido,

los pulmones embotados,

el corazón mal herido…

 

Ciegos mis ojos a las señales

que enviabas desde tu puerto,

buscaba en otros veleros,

lo que escondían tus silencios.

 

Has entrado en mi bahía

inundándome de luz,

el cielo se ha despejado,

el aire puro, eres tú.

Imagen

Eva García.

Poesía

Atemporal

En el preciso lugar

en el que el tibio rayo de luz

se filtra a través de las verdes hojas,

haciéndolas brillar como lunas.

En ese espacio lumínico

que se esconde detrás de la vida.

Allí donde la gota de rocío

se deshace en colores.

Donde el viento se transforma en brisa,

la tormenta, en arco iris,

la tempestad, en mar serena.

Allí donde las aves migratorias

se detienen a descansar.

Donde las amapolas se abren

de par en par, allí, donde no hay

tiempo, ni estaciones, ni reloj,

ni calendario.

Allí nos encontraremos,

nos encontraremos y beberemos.

Beberemos en silencio,

la dulce savia de estos versos.

Estos versos tuyos,

nuestros.

Eva García Madueño  4-2-2014

 

amapolas