Poesía

Piel de olivo

Descansar a la sombra del olivo,
acompasar nuestra respiración.
Sentir tu mirada profunda,
tu cercanía,
la caricia de tus manos
en mi piel,
la cálida humedad de tu lengua
sobre la mía.

Beber el dulce nectar de tus labios
-la fruta más jugosa-
hasta saciar nuestra sed.

Y respirar el aroma del campo
fundido en nuestros cuerpos
hasta el atardecer.

Eva G.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s